Punto de inflexión sobre el clima

Queridos amigos de Transperiencias:

Dos acuerdos, transcendentales a nuestro modo de ver, se han producido recientemente y ello nos incita a comentarlos con vosotros.

En septiembre de 2015 la Asamblea General de Naciones Unidas ha aprobado los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Se trata de un compromiso a nivel planetario para acabar con la pobreza extrema, promover el desarrollo sostenible, asegurar consecución, para toda la humanidad y en los próximos quince años, de 17 grandes objetivos.

En diciembre de 2015 en París, 195 países han acordado importantes medidas e inversiones para reducir el impacto de las actividades humanas en el cambio climático y sus consecuencias.

Estas dos decisiones suponen una toma de conciencia y un compromiso mundial sobre la importancia y la urgencia de “cambiar el rumbo” en las actividades humanas. Ya no es asumible pensar en un mundo con recursos sin límites: los recursos son limitados. La lógica  imperante en los llamados países desarrollados es: tomemos recursos de la naturaleza, procesémoslos, usémoslos y devolvámoslos a la naturaleza como basura. ¡No importa, a quién le importa!

Pero sí que importa. El cambio climático ya nadie lo discute y sus consecuencias son, a partir de cierto punto, imprevisibles y catastróficas. Los recursos naturales son limitados y, antes o después, se agotarán.

Varios ecosistemas esenciales para la vida no son capaces ya de completar su función regeneradora. La biodiversidad está disminuyendo alarmantemente.

Por si no fuera suficiente, los “países desarrollados” estamos “enseñando” a los demás en qué consiste “vivir bien”: el llamado estilo de vida occidental, totalmente insostenible.

Se entiende que si las cosas siguen esta pauta, y la inercia es muy grande, la humanidad enfrenta un porvenir muy preocupante. Los grandes acuerdos internacionales son muy importantes. ¡Gran noticia! Si,… pero no son suficientes.

Es preciso, imprescindible, un cambio en el modo de vida de los ciudadanos de todo el  mundo. Con menor consumo de recursos materiales. Con  mayor uso de servicios inmateriales como cultura, educación, asistencia sanitaria, atención a los dependientes.

Con uso de energía de fuentes renovables: sol, viento,… Con una “economía circular” (lo que se toma de la tierra se devuelve a la tierra sin degradar).

Desde Transperiencias celebramos los acuerdos internacionales mencionados. Creemos que son un punto de inflexión esperanzador en la historia de la humanidad. Aprovechemos su impulso para potenciar las iniciativas ciudadanas y sociales, por modestas que pudieran parecer. Cuantas más sean y más interconectadas puedan estar, tanto mejor.

 

 

 

 

 

 

 

 

5 comentarios en “Punto de inflexión sobre el clima

  1. Está muy bien la nota que publicas . Es una acertada síntesis de lo acordado y expresa la necesaria,urgente y quizás última esperanza de poder seguir habitando en este planeta las generaciones venideras.

    Me gusta

  2. Totalmente de acuerdo con la reflexión que haces. Implica responsabilizarnos de nuestro entorno cercano para poder, desde este lugar, acercarnos al mundo con otra nueva mirada.

    Me gusta

  3. Muy buen post, me ha gustado la reflexión.
    Necesitamos concienciar sobre el valor de la sostenibilidad. Una sociedad cada vez más conectada y sensibilizada con estos asuntos tan críticos seguro que va a tener mucha influencia en futuras decisiones que lleven a acuerdos más profundos. Necesitamos movilizar a los jóvenes para que transformen el futuro!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s